¿Cómo eliminar la brecha salarial de género en tu empresa?

La brecha salarial es la diferencia entre los salarios establecidos para ambos sexos, la cual difiere entre hombres y mujeres ya que para ello se tienen en cuenta factores como el tipo de contrato, la jornada, ocupación, edad, nivel de estudios… Hoy compartimos, la Guía de Buenas Prácticas para la eliminación y prevención de la brecha salarial entre hombres y mujeres,  un estudio realizado por la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), que junto al Instituto Superior de Estudios Empresariales (ISEE) y la Confederation of Norweguan Enterprise (NHO) ha lanzado el Proyecto Iguales para velar por este interés para los empleados y empleadas.

¿Por qué existe esta diferenciación? Hay cuatro razones principales:

  • Diferencias en ocupación y categorías laborales entre mujeres y hombres

2

  • La presencia de mujeres en empleos a tiempo parcial

75

 

  • Conciliación de la vida familiar y laboral

5

  • La desigualdad en el lugar de trabajo

5

 

Después de un estudio realizado a través de encuestas y demás fuentes, se ha elaborado una guía de buenas prácticas que han sido  puestas en marcha en algunas pymes españolas, mostrando una mentalidad nueva siendo capaces de adaptarse a los cambios para reducir esa brecha salarial que induce a la desigualdad entre ambos sexos en el ámbito laboral.

  • Establecimiento de un sistema de clasificación profesional que garantiza la igualdad, definiendola de los criterios que conforman los grupos y las categorías profesionales sin sesgo de género.
  • Establecimiento de un sistema de promoción profesional con criterios técnicos y objetivos casados en méritos que no sean excluyentes por sexo.
  • Establecimiento de planes de apoyo y desarrollo profesional para las trabajadoras y trabajadores de la empresa en igualdad de oportunidades.
  • Establecer la formación del personal en horario laboral y cerca del lugar de trabajo.
  • Promover la participación de las trabajadoras en acciones formativas que faciliten su acceso a la promoción profesional.
  • Contemplar el derecho a la formación profesional de trabajadoras y trabajadores en periodo de excelencia por atención a personas dependientes.
  • Implantación de medidas que favorecen la flexibilidad en los horarios de entrada y salida; la posibilidad de acceder a excelencias cortas; y, reducción de jornada por motivos de cuidado.
  • Definición e implantación de un Plan de Igualdad.
  • Realización de encuestas de satisfacción dirigidas a identificar áreas de mejora y recopilar las sugerencias al respecto del personal.

¿Y tú que opinas sobre la brecha salarial? ¿Estás dispuesto a implantar está guía de buenas prácticas para tu negocio? 🙂

Comentarios

comentarios