¿Cómo afecta el Brexit a las empresas según la situación internacional?

Hace unos días vimos cómo el Brexit -la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea- afectará a muchos negocios dependientes de aspectos internacionales, los sectores que más van a sufrir las consecuencias y cómo deberían empezar a evaluar su situación.

Esta decisión por parte de los británicos, va a suponer un cambio en los acuerdos comerciales establecidos entre la UE y UK. Según los expertos, este proceso puede durar varios años hasta poder volver a regularizar la situación, en la que habrá que volver a negociar un nuevo acuerdo comercial.

Marsh, broker de seguros y gestión de riesgos que opera a nivel internacional, ha realizado un informe sobre la situación en el que advierte a las empresas sobre los puntos que deben evaluar para prevenir los riesgos que este acontecimiento puede conllevar.

En el informe, Marsh nos expone cuatro posibles escenarios que se pueden dar entre las relaciones de la UE con UK a partir de que el Brexit entre en vigor:

ESCENARIO 1: Acuerdo libre de aranceles entre UK y UE. Reino Unido podría tener su propia política de inmigración y política comercial independiente, con esto se prevé un impacto moderado en la economía británica.

ESCENARIO 2: UK forma parte del Espacio Económico Europeo (EEE). Este escenario es el que menor impacto tendría sobre la economía británica, ya que los países pertenecientes al EEE tienen acceso al mercado único.

ESCENARIO 3: Se establece un tratado bilateral entre UK y UE. En este escenario, UK podría llegar a un acuerdo con la UE parecido al que hay establecido con Suiza. Esto supondría un impacto moderado en la economía, el comercio y en la inmigración. UK podría entrar de forma puntual al mercado único, pero no el libre acceso al mercado único que le permite el acuerdo bilateral.

ESCENARIO 4: No se establecen acuerdos entre UK y UE, sino que se trata como un tercer país. Si no firma acuerdos con la UE y sólo se aplica la normativa impuesta por la Organización Mundial del comercio, UK podría establecer relaciones comerciales como hacen otros países, por ejemplo, EE.UU. Esta situación podría suponer el mayor impacto sobre la economía británica, con mínimas posibilidades de acceso al mercado único. La política de inmigración también sería independiente.

¿Cuáles son las consecuencias que generan estos escenarios tras el Brexit? ¿Qué deben valorar las empresas y sus empleados?

1.- La volatilidad del mercado: en cuanto a los mercados financieros, se producirá una gran inestabilidad, la devaluación de la libra provocando tensiones en mercados de capitales. Esto podría llevar a una disminución de la calificación del crédito de empresas del sector asegurador.

2.- Cambios en el perfil del riesgo corporativo: dependiendo de la situación a la que UK se adapte a partir de ahora, en las empresas podría haber cambios estratégicos en los perfiles de riesgo, lo que influirá de forma directa en la compra de seguros de las mismas. Estas empresas deberían empezar a realizar un análisis sobre los riesgos, y reclamar soluciones a las compañías aseguradoras y a sus consultores.

3.- Libre circulación de personas: Si entrara en vigor el escenario 2, y UK perteneciera al EEE, se mantendría la libre circulación de trabajadores españoles sin necesidad de tener permiso de trabajo. Lo mismo ocurriría si se cumple el escenario 3 y se establece un acuerdo bilateral en el que se incluya la libre circulación. Sin embargo, si no existiera tal negociación, entonces sería necesario un visado y un permiso de trabajo específico.

4.- Pensiones y jubilación: Si se cumplen los escenarios 2 y 3, se seguirían aplicando los reglamentos que regulan la coordinación de Sistemas de la Seguridad Social, es decir, supone el cómputo de los periodos cotizados en los países de la UE y la garantía al cobro de las prestaciones. ¿Qué pasaría si se cumple el escenario 4, y se firma un acuerdo de libre comercio? No podrían acogerse a la normativa común y se tendría que buscar una fórmula en la que no se perdiera la cotización de los trabajadores en el extranjero, ya que si no se llegan al mínimo de cotización, no tendrían derecho a la prestación económica.

5.- Libre prestación de servicios: Si se cumple el escenario 4 podría restringirse el derecho de libre prestación de servicios, que muchos negocios como son las aseguradoras aplican y necesitan en su actividad.

Desde Marsh se aconseja después del informe sobre los escenarios que nos dejará el Brexit, que las compañías se mantengan alerta de la situación que puede darse en el entorno internacional y que puedan afectar a su negocio.

Comentarios

comentarios