¿EL LEASING O EL RENTING PARA TU EMPRESA?

el leasing o el renting

El leasing o el renting son fórmulas de arrendamiento financiero. ¿Qué quiere decir? Consisten en contratos de alquiler de bienes mueble e inmuebles. Y, como todo modelo de adquisición o alquiler, tiene sus ventajas e inconvenientes.  

¿Qué es el leasing? 

El leasing es un contrato de arrendamiento con opción a compra. La mayoría de los usuarios que utilizan esta técnica de financiación son las Pymes. El contrato debe incluir la opción de compra y tener una duración mínima de dos años para bienes muebles y de 10 años para bienes inmuebles. Aparecerá en el balance como activo inmovilizado. Cuando acaba el contrato de leasing, los usuarios pueden servirse de tres opciones.

  • Comprar el bien. A veces tiene un valor residual entendido como la diferencia entre el precio de compra más los gastos e intereses y el dinero que ya has pagado por su alquiler.
  • Devolver el bieny rechazar toda opción a compra.
  • Prorrogar el contrato de arrendamiento, generalmente pagando menos por el leasing.

Las principales ventajas del leasing son:

  1. La capacidad económica de la empresa para adquirir productos de alto valor, es decir, financiar el 100% del producto.
  2. Permite a las empresas que los bienes, no formen parte del riesgo comercial financiero.
  3. Permite una gran capacidad de renovación tecnológica por parte de las empresas. 

¿Qué es el renting?

Es un contrato de arrendamiento también, este de bienes muebles, con una duración superior al año normalmente. No incluye opción a compra pero si incluye una serie de servicios adicionales en el contrato de seguros o ITV, como en caso del renting de coches. Cabe decir que el renting no se incluye en el balance de la empresa. El contrato puede cancelarse previa indemnización acordada y al finalizar sólo se puede hacer otro contrato de renting.

Las principales ventajas del renting son:

  1. Las empresas y autónomos pueden deducir hasta el 100 % de la cuota de renting (sin incluir el IVA) en el Impuesto sobre Sociedades y en el IRPF.
  2. Permite a la empresa cubrirse de unos servicios adicionales.
  3. Permite seguridad financiera al ser un gasto fijo, al cual, no afectan intereses de crédito.

Por último, uno de los principales errores a la hora de formalizar los contratos suele ser el acordar un arrendamiento superior a la vida útil del producto, ya que puede dejarnos pagando un producto obsoleto o acordar indemnizaciones muy altas por finalización del contrato antes de tiempo. En cualquier caso, debe de cuantificarse el valor del producto y su valor en el tiempo.

En conclusión, depende del producto que sea necesario comprar. El leasing no está sujeto a intereses, y el valor de pago del alquiler permite la opción a compra. Por ejemplo, si eres una empresa que quiere adquirir un coche es mejor el renting. Sin embargo, si eres una empresa que desea adquirir una impresora o equipo informático, es mejor el leasing.

¿Cual crees que es el mejor para tu empresa? ¿Te has decidido ya?

Comentarios

comentarios