¿Cómo caer bien en los negocios?

Muchas personas piensan que las técnicas de negociación, una buena ropa y un producto asequible es todo lo que se necesitan para caer bien y hacer negocios, pero lo que primero cuenta en estos casos es el primer minuto de contacto.

La realidad es que cuando conocemos a una persona lo primero que hace nuestra mente es crearnos una impresión y un pensamiento sobre ella. Después, lo que hace el cerebro es pasarse el resto de la conversación justificando internamente esa impresión inicial. Entonces, ¿cómo podemos caer bien en una primera impresión? 

Según los expertos de este campo, la comunicación no verbal puede determinar en más de un 90% una impresión y, con ello, el resultado de las negociaciones. Una persona que posee un buen dominio de la comunicación, tanto verbal como no verbal, se denomina inteligente emocional. Suele reunir características como la capacidad para controlar la voz, la sonrisa, los ojos, el timbre, las manos y los pies, así como toda una serie de aspectos que generalmente no controlamos.

. Los datos de más de un millón de individuos recogidos en un estudio de TalentSmart demuestran que la gente que tiene estas cualidades no solo cae bien, sino que supera a aquellos que no caen bien con una gran diferencia.

Algunas de las técnicas que debes poner en práctica para ser más inteligente emocionalmente son las siguientes:

  • Lo primero es entrar en contacto con la mirada y con una sonrisa. Una cara de seriedad o enfado puede condicionar toda la negociación.
  • Para entrar en contacto debéis daros la mano, intentando que sea de una forma fuerte y contundente y no débil y rápida, ya que dará una sensación de nerviosismo que puede jugar en tu contra.
  • Si tienes que dejar pasar, pon tu mano sobre la espalda o el hombro. Te dará un carácter controlador de la situación y de poder.
  • Una vez que estéis sentados en la mesa, intenta iniciar las conversaciones si “juegas en casa”, ya que te dará un carácter controlador de la situación y de poder.
  • Utiliza un tono agradable y claro.
  • Una vez sentados, la postura es importante. Las manos deben de estar sobre la mesa; intenta no morderte las uñas, ya que daría sensación de nerviosismo e impulsividad.
  • De cara a la reunión, intenta mantener la mirada para que el contrario se sienta atendido y escuchado. Además, en los momentos que sea relevante, intenta inclinarte hacia delante para mostrar todavía más atención. Si lo acompañas de alguna pregunta al final, el contrario se sentirá rotundamente atendido.
  • Evita que las manos te suden y se revuelvan ya que darían imagen de descontrol. Unas manos juntas y quietas hablan de la intención de querer llegar a un acuerdo, lo que agrada al contrario.
  • Sigue manteniendo la sonrisa en toda ocasión que se deba.

Por último, te damos unas acciones que nunca debes hacer en los negocios para evitar causar sumisión, desinterés o poca seguridad.

  • Hombros encogidos
  • Mirada desinteresada y aburrida
  • Labios apretados
  • Mirar para varias direcciones
  • Golpear repetidamente el pie en el suelo
  • Suspirar
  • Hacer ruido en la mesa con los dedos
  • Mantener los brazos cruzados
  • Caerse para atrás en la silla, en posición muy relajada
  • Mover la cabeza (en señal de “no”) cuando el otro está hablando 

¿Conoces algunas técnicas más para mejorar las relaciones en las negociaciones?

Comentarios

comentarios