Conoce los diferentes tipos de líder que existen. ¿Con cuál te identificas?

Elect estilos de liderago en empresas

En el contexto laboral, existen diferentes tipos de liderazgo que varían en función de los objetivos, la cultura empresarial y la personalidad de los empleados. Un buen jefe potencia las aptitudes de sus empleados, los motiva y orienta para que puedan ofrecer lo mejor de sí mismos.

Según el tipo de líder que esté al frente de una organización, se desarrollarán unas dinámicas de trabajo y de relación entre los miembros de un equipo. No existe el jefe perfecto, cada modelo de liderazgo tiene sus ventajas y desventajas.

En Elect te indicamos cuáles son los tipos de liderazgo más comunes, para que puedas elegir el que más se ajusta a las necesidades de tu empresa:

  • Liderazgo democrático o participativo. – Este tipo de líder prioriza la participación de todos los miembros de su equipo. Favorece el diálogo y escucha las opiniones de sus empleados, aunque él es el responsable de tomar las decisiones.
    • Ventajas: Los empleados valoran mucho a este tipo de líderes porque les hacen sentir que forman parte de la empresa y que su opinión acerca del desarrollo de la misma, importa. Esta estrategia permite retener talento, motivar a los empleados y conseguir mejores resultados.
    • Desventajas: Cuando existen desacuerdos importantes en un grupo, el liderazgo democrático no ayuda a solucionarlos. Este tipo de liderazgo sólo funciona, si el líder es capaz de motivar realmente a sus empleados y estos participan activamente en todas las cuestiones que se les plantean, por iniciativa propia. De no suceder así, se perderá el equilibrio en el grupo.
  • Liderazgo laissez-faire o delegativo. – Este tipo de liderazgo se basa en intervenir en el equipo sólo cuando es estrictamente necesario. No es un estilo autoritario, delega muchas de las responsabilidades en sus empleados más experimentados que apenas necesitan supervisados para ser productivos.
    • Ventajas: Muchos empleados valoran la autonomía que consiguen con los líderes delegativos, les permite ser creativos e involucrarse mucho más en los proyectos. Este tipo de liderazgo funciona muy bien en empleados apasionados por su trabajo que no necesitan ser estimulados para desarrollar sus funciones.
    • Desventajas: Este tipo de liderazgo no suele funcionar porque no todos los trabajadores son tan responsables. Al no establecer el líder tiempos de entrega puede provocar que se sufran demoras y se consiga menor productividad.
  • Liderazgo transaccional. – Sucede cuando los empleados reciben premios por alcanzar sus metas en el trabajo mientras que el líder se beneficia porque ellos resuelven correctamente sus funciones.
    • Ventajas: El líder debe definir claramente las metas que hay que conseguir y las recompensas que se van a obtener. Los trabajadores por objetivos están muy motivados para realizar sus funciones.
    • Desventajas: Este tipo de liderazgo funciona muy bien en empresas estables, pero en la actualidad; con la crisis económica, este tipo de liderazgo no es efectivo porque a menudo no se puede recompensar al empleado según lo acordado.
  • Liderazgo autocrático. – El líder posee todo el poder y tiene autoridad para imponer sus decisiones. Las directrices a seguir las marca él, sin contar con la opinión de sus empleados.
    • Ventajas: Evita que los empleados se relajen y permite obtener incrementar la productividad y la velocidad a la hora de desarrollar las tareas.
    • Desventajas: Este tipo de liderazgo potencia que los empleados se sientan infravalorados, lo que provoca un clima de malestar, que puede desencadenar en el abandono de la compañía.
  • Liderazgo transformacional. – Este tipo de líderes transmiten una visión de cambio a la empresa, que los empleados adoptan.
    • Ventajas: Permite motivar a los empleados, incrementar la productividad y afianzar el sentimiento de apego a la empresa. Para conseguirlo, los líderes deben conseguir el respeto y la admiración de sus empleados.
    • Desventajas: El líder se centra demasiado en conseguir ideas y valores compartidos, y no concreta en detalle las acciones que se van a desarrollar.

Como se puede apreciar, no existe el líder perfecto. ¿Cuál es el que más encaja en tu empresa?

 

Comentarios

comentarios