Razones por las que apostar por el liderazgo femenino

Elect liderazgo femenino

¿Sabías que las empresas que cuentan entre sus directivos con al menos un 30% de mujeres son más rentables respecto a las que apenas tienen presencia femenina? Esta es una de las conclusiones extraídas de un estudio realizado por el Instituto Peterson para la Economía Internacional y el Centro de Estudios EY. Por desgracia, en la actualidad, lo más común es que sea un hombre el que ocupe un puesto de liderazgo.

En Elect defendemos que se valoren las capacidades de una persona para ocupar un puesto directivo, no si es hombre o mujer. El liderazgo femenino no es mejor, ni peor que el masculino, es diferente. El escenario perfecto para una empresa es un liderazgo mixto, que integre a la perfección las aptitudes de los hombres con las de las mujeres.  Las empresas que apuestan por un liderazgo compartido son más rentables.

¿Quieres saber qué ventajas puedes conseguir con un directivo que sea mujer? En Elect te las explicamos:

  • Asimilan mejor los cambios.
  • Apuestan por la innovación.
  • Ejecutan varias tareas a la vez.
  • Excelente capacidad para consolidar el equipo.
  • Son más empáticas.
  • Reconocen mejor los éxitos ajenos.
  • Son más dialogantes que los hombres.
  • Potencian la conciliación laboral con la familiar.
  • Son menos autoritarias, les gusta motivar e involucrar a su equipo.
  • Cuando dan instrucciones a su equipo, son más claras y directas.
  • Apuestan por la creatividad a la hora de gestionar su equipo.
  • Ante los problemas, mantienen mejor la calma. Son menos viscerales que los hombres.

Según el informe ‘Women Matter 2017: A way forward for Spain’, en España, las directivas tienen cuatro veces menos posibilidades de convertirse en consejero delegado que los hombres.

En los últimos años se han desarrollado muchas campañas acerca de la integración de la diversidad de género en las empresas, pero aún queda mucho camino por recorrer.  El empoderamiento de la mujer en el mundo laboral debe ser apoyado tanto por hombres y mujeres, sólo así conseguiremos una sociedad justa en la que no se penalice al empleado por el hecho de ser mujer.

 

Comentarios

comentarios