¿Un poco de coaching para tu empresa?

Como hablábamos hace algunos días atrás, el activo más importante o de los más importantes de la empresa es el equipo de empleados. Por este mismo motivo, hemos hablado de la importancia de la motivación y lo que supone que un buen líder esté al frente de un equipo. Pues hoy vamos a ver qué técnicas de coaching puedes emplear para seguir motivando y creando buenas sinergias entre los trabajadores de tu empresa.

Pero primero, antes de entrar en tipos y técnicas… ¿Qué es el coaching? Podríamos definirlo como un método para conseguir un objetivo o conseguir desarrollar capacidades y habilidades en una o varias personas a las que hay que dirigir e instruir. Para ello, existen diferentes tipos que a continuación vamos a explicar, en función del rol de las personas a las que se le imparten:

  1. Coaching personal: en este tipo de coaching se busca preparar a la persona para desarrollar su bienestar en todos los aspectos de su vida diaria: laboral, familiar…
  2. Coaching organizacional: se hace dos distinciones en función de las personas que lo reciben. Si son trabajadores de una empresa se les enseña la gestión del tiempo, el trabajo en equipo, las relaciones entre los miembros del equipo… Si por el contrario, son los ejecutivos los que se someten a este método, se centra en fomentar el desarrollo del liderazgo y las habilidades para dirigir y gestionar equipos, normalmente va dirigido a altos cargos.
  3. Coaching deportivo: es aquel que en el que se prepara a aquellas personas deportistas para su motivación, concentración, también se trabaja el liderazgo.

Además de depender de las personas, depende de la técnica que se utilice:

  1. Ontológico: se centra más en la optimización del lenguaje, y el buen desarrollo de la expresión lingüística.
  2. Sistémico: se centra en fomentar el conocimiento de las repercusiones de los actos de una persona en su entorno.
  3. Emocional: se centra en el control de las emociones.
  4. Coercitivo: se centra en utilizar técnicas muy impactantes para la persona, por este motivo suele ser muy polémico.
  5. PNL: se centra en analizar la percepción de la realidad por parte de la persona.
  6. Cognitivo: se centra en las habilidades cognitivas, fomentado la memoria y desarrollandola.

¿Y tú? ¿Qué líder quieres ser? ¿Cómo quieres que sea tu líder?

d287a955acdc7672ce1c35617d11548c

Comentarios

comentarios