PAGO ONLINE, ¿SÍ O NO?

PAGO ONLINE

Como hemos visto ya en numerosas ocasiones, las empresas están sufriendo un proceso de transformación constante hacia la digitalización, que se ha extendido a muchos sectores, incluso llegando al pago online. Y a comienzos de año, vimos como una de las tendencias de este año era el Big Data.

Sin embargo, además de la digitalización de todos los sectores empresariales, nos encontramos también con grandes evoluciones dentro de los departamentos, como los de recursos humanos, ventas, financiación… Estos cambios están siendo provocados por los dispositivos móviles y la forma en que el consumidor adquiere los productos, o incluso la manera en la que los empleados se incorporan a la empresa.

Hoy vamos a centrarnos en los métodos de pago, y es que cada vez más hay usuarios que compran online tanto productos como servicios, lo que ha llevado a muchas empresas a lanzar sus e-commerce para vender por Internet, u ofrecer nuevas formas de pago a través del móvil.

La última en subirse al carro de la digitalización ha sido Inditex. El gran gigante de la moda española, que lanzó su tienda online en 2010, acaba de estrenar su nueva app de pago por móvil en las tiendas físicas, Inwallet. Por el momento, parece que el pago online a través de los dispositivos móviles está siendo muy bien aceptado por los consumidores, por lo que muchas empresas ya han sacado su app (bancos, empresas de telefonía…).

El pago online está evolucionando tanto que en el entorno financiero empresas como el Banco Santander, UBS, BNY Mellon, Deutsche Bank, el operador de mercado ICAP y a la startup Clearmatics se han unido bajo el propósito de investigar y apostar por el uso del dinero digital en el marco financiero de forma internacional. El proyecto se conoce como Utility Settlement Coin (USC), y nace de la idea de los conocidos bitcoins.

¿Qué es un bitcoin? Es un sistema de pago con dinero digital, sin necesidad de que haya una autoridad central o intermediarios. Entre sus principales ventajas están la libertad de pago de forma instantánea y sin fronteras, seguridad, y transparencia, ya que no hay forma ninguna de manipular la transacción. Sin embargo, aún hay gran desconfianza y un bajo grado de aceptación ante este método de pago. Por este motivo, no se ha extendido demasiado y las empresas del entorno financiero han creado esta unión para investigar el proceso.

¿Qué pasaría si únicamente existiera el pago online y no el dinero en metálico? Enrique Dans, experto en la era digital, publicó recientemente un artículo en su blog sobre las consecuencias que tendría en la sociedad:

  1. Trazabilidad: el pago online permite un seguimiento de las transacciones que terminaría con la economía sumergida.
  2. Seguridad: la desaparición del efectivo lleva a una reducción de la delincuencia, ya que es más difícil utilizar el dinero digital sin dejar rastro.
  3. Marginación de sectores: algunos nichos de la sociedad no disponen de dispositivos móviles ni tecnológicos, lo que muestra que no tendrían posibilidad de realizar pagos.
  4. Privatización de la economía: el dinero en efectivo produce gastos para las compañías bancarias, sin embargo, las transacciones económicas digitales se convierten en una fuente de ingresos para los bancos.
  5. Aumento del consumo: el dinero en efectivo es limitado, pero la tarjeta de crédito permite comprar en todo momento lo que el consumidor desee casi sin límites. Por lo que el dinero electrónico provocaría el mismo efecto.
  6. Riesgo a quedarse sin dinero: el hecho de informatizar las transacciones económicas es un riesgo ya que puede haber fallos en el sistema que dejen sin dinero a los consumidores.

Esta sería la situación de una sociedad sin dinero en efectivo, y parece que muchas empresas ya dan facilidades para ello. ¿Estarías de acuerdo con implantar este sistema? ¿Te planteas facilitar estas formas de pago para tu negocio?

 

Comentarios

comentarios